Adicta legal

nb_adiccion

Adicta legal

Cada mes intento dejarla y siempre son intentos fallidos, no paso de 20 días o de un mes, mis motivaciones siempre varían aunque reincide una y me cuesta aceptarlo; la apariencia física, teniendo como excusa que es por salud, que porque mi abuelo murió de eso, que mi mamá lo sufrió, pero esta vez la lucha será por afrontar mi adicción.

Han pasado muchos años en los que la he consumido tranquilamente y en proporciones inmensas y ahora vengo a ver las consecuencias; me siento cansada todo el tiempo, mi ánimo sube y baja, las depresiones van y vienen , y la dependencia persiste. Nunca tuve problema en conseguirla; mi mamá me la daba desde pequeña y mis abuelos me regalaban una gran dosis cuando los visitaba, los chicos me conquistaban con ella y mis amigas me alcagüeteaban siempre.

Es peor que la nicotina, la cocaína, el alcohol, cualquier otra droga y nadie la prohíbe, los gobiernos la secundan y pagan para que siga camuflada, quienes somos adictos a ella la imaginamos y no descansamos hasta que la conseguimos, generamos estímulos de recompensa cuando la tenemos y así lo convertimos en un hábito o rutina, rutina de la cual aún sigo sin salir y quizá me esté matando.

¿Seré exagerada? quizá sí, pero quien es adicto a algo sabe que su cuerpo o su mente se lo pide con desesperación, siempre hay motivos para consumir, que porque estoy triste y me sube el ánimo, que porque estoy feliz para celebrar o porque tengo frío y me da calor, o porque quiero compartir con alguien especial.

La regalo como vil dealer dando la probadita para ver quién se le pega y le paga por ella, la vendo también porque necesito plata y me sirve. Todo el tiempo la tengo junto a mí y es muy difícil dejarla.

Comprendí que era una adicta cuando vi un par de documentales y de pronto tendría que tener sesiones de las partes más fuertes sobre cada uno de ellos, porque mi mala memoria me la juega y se me olvida o no me importa el hecho de ser consiente del daño que me hago.

Siempre será complicado aceptar que eres una adicta y yo lo soy a la peor droga del mundo; el azúcar.

Si quieres ver lo que hace el azúcar en ti, échale ojo a estos documentales.

That sugar film

Feed up

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.